Impuestos nacionales duplican a los de Paraguay y encarecen bienes y servicios

GENERAL

Vuelven a la discusión las asimetrías fiscales entre los países y los argumentos que justifican el reclamo de la Zona Aduanera Especial.

Antes de la pandemia de COVID-19, miles de argentinos cruzaban el puente San Roque González de Santa Cruz, hacia el Paraguay, atraídos por los precios más bajos en productos como electrodomésticos, indumentaria, electrónica, electricidad, materiales de construcción, pinturas, artículos escolares, bazar, repuestos automotor y neumáticos, computación y hasta comestibles.

Pero muy pocos se preguntaban, ciertamente, por qué hay productos más económicos del otro lado del río. En estos días, la reapertura inminente del viaducto despierta otra vez cierta curiosidad e interés.

Al mismo tiempo, en el Congreso de la Nación se analiza el presupuesto para el ejercicio 2022 y los diputados nacionales por Misiones tienen la instrucción del gobernador Oscar Herrera Ahuad y del conductor del Frente Renovador, Carlos Rovira, de insistir con la incorporación de una Zona Aduanera Especial en el territorio provincial, justamente para disminuir la carga impositiva nacional y permitir así que los precios de los bienes y servicios de este lado puedan competir con los de Encarnación y Ciudad del Este.

Cabe recordar que hay una serie de argumentos en este pedido, que fue aceptada por todos los diputados nacionales del país el año pasado durante la aprobación de la Zona Aduanera, que luego fue vetada por el presidente Alberto Fernández.

Esos argumentos tienen que ver con una lista de asimetrías impositivas y de costos que benefician al sector comercial de Paraguay, en detrimento del comercio misionero y de los consumidores que acá deben pagar más que allá para obtener el mismo producto.

Asimetrías fronterizas

 Impuesto al Valor Agregado (IVA): en Misiones, el comercio y la mayoría de las actividades paga 21% de IVA. Hay algunos productos que tributan 10,5%. Es un impuesto nacional que lo paga desde el más rico al más pobre y, por esta razón, algunos sostienen que es el más distorsivo y creen que los alimentos y otros productos no deberían tener IVA. En tanto, en Paraguay el impuesto equivalente al IVA es de 10%, menos de la mitad de lo que se tributa acá.

• Ganancias: en Paraguay este impuesto alcanza el 10% de lo recaudado, mientras que en Argentina, la AFIP cobra una escala que va desde el 9% (con ingresos hasta 66.000 pesos) hasta el 35% (con ingresos desde 528.000 pesos en adelante). Es otro impuesto nacional que sumado al 21% de IVA llega al 56% sólo con estos dos impuestos.

• Ingresos Brutos: es el tributo provincial más alto y se aplica al comercio un 5% sobre la cantidad total de dinero que se incorpora al presupuesto o patrimonio de un comercio, sin tener en cuenta los pagos de impuestos, los intereses, las comisiones ni ningún gasto asociado. Mientras que en el vecino país no existen tributos provinciales.

• Padrón de Comercio: en Posadas representa 0,80 %; mientras que en Encarnación no existe ninguna tasa municipal.

 Impuesto al débito y crédito: es otro tributo que cobra el Estado nacional, actualmente, se calcula aplicando la tasa general del 0,60% sobre los créditos y sobre los débitos bancarios; pero hay alícuotas reducidas para algunas actividades y otros pueden descontarlo íntegramente del Impuesto a las Ganancias.

• Cargas sociales: los comerciantes consultados para el presente informe afirman que las cargas sociales por empleados (aportes previsionales y obra social) alcanzan prácticamente el 50% del sueldo formal de cada categoría. En tanto, en Paraguay, en cambio, el máximo llega al 10% del sueldo.

• Alquiler: según la actividad principal varía entre $15.000 y más de $100.000. Sin embargo, del otro lado del río los montos representan menos de la mitad de los costos antes dicho; además tienen locales nuevos y amplios, construidos por Yacyretá como parte de las obras complementarias por la suba del embalse de la represa.

• Otras diferencias con Paraguay: el vecino país, sobre todo la ciudad de Encarnación, posee un alto grado de informalidad laboral, lo cual reduce costos, y tiene arancel cero para importación con China, con lo cual importan de forma sencilla y con costo muy bajo.

Suman otros argumentos

Otros argumentos con respectos a las asimetrías son que los dos primeros pasos fronterizos más importantes del país están en Misiones: Posadas-Encarnación y Puerto Iguazú-Foz de Iguazú.

Misiones tiene el 90% de frontera, con lo cual, su situación no se compara con ninguna de las otras provincias que también pidió Zona Aduanera Especial adhiriéndose y reclamando lo mismo que la tierra colorada.

La ubicación estratégica de la provincia, en el centro del Mercosur, con posibilidad de llegar a Paraguay y Brasil en pocas horas, es otro aliciente.

La posible solución que plantean comerciantes, industrias y el Gobierno de Misiones está vinculada con crear una Zona Aduanera Especial con reducción de impuestos nacionales (son los más costosos), disminución de los aportes patronales, reducción del costo de la energía eléctrica, del combustible, entre las principales alternativas.

Total Page Visits: 35 - Today Page Visits: 1