Está anegado el puente provisorio sobre el Aº Pindaití

GENERAL

Lo confirmó el presidente de Vialidad Sebastián Macías, quien reveló que producto del temporal se sobrepasó el puente conformado a raíz de las fisuras que sufrió el puente existente sobre la ruta provincial 2. Ahora esperan que baje el arroyo “y estudiar qué consecuencias tuvo el temporal”.

El titular de la Dirección Provincial de Vialidad, Sebastián Macías, confirmó que sigue inundado el puente provisorio sobre el arroyo Pindaití, producto del temporal que derivó en crecidas del río Uruguay y del arroyo citado. Este puente fue instalado en reemplazo provisional del puente original sobre la ruta provincial 2, que une a los municipios de 25 de Mayo y Alba Posse y con más de 50 años, sufrió fisuras y debieron inhabilitarlo para “preservar la vida” de las personas, indicó el funcionario.

“En toda la provincia hubo crecidas de ríos y arroyos, en este caso el río Uruguay y el arroyo Pindaití tuvo una crecida. Y (sopre)pasó nuestro puente provisorio, conformado a raíz de que el existente sobre la ruta provincial 2, sufrió una fisura y tuvimos que cortar el tránsito y generar este paso alternativo”, puntualizó Macías, insistiendo en que “al no estar en condiciones la superestructura, tuvimos que impedir que se siga utilizando”.

En ese contexto, Macías explicó: “tuvimos que generar un puente alternativo para permitir el paso de vehículos de hasta 10 toneladas. En este caso, al subir el arroyo, se produjo la anegación. Ahora tenemos una bajante pronunciada de este arroyo. Estamos esperando que baje y estudiar qué consecuencias tuvo esta crecida. Y ponerlo en condiciones”, detalló el funcionario de Vialidad.

Además, Macías aclaró que “tenemos el material para restaurarlo y restablecerlo lo antes posible”. Cabe aclarar que en estos momentos, sin el puente original en uso y sin el puente provisorio, las comunas que deben atravesar el arroyo, están virtualmente aisladas.

Un puente de un costo de 500 millones de pesos

Ante la consulta de este medio, Macías explicó que se demoraron en la construcción del puente definitivo que reemplazará al puente fisurado, porque “es una obra de dimensión. Al tomar conocimiento de esta fisura, nosotros un equipo que está testeando y controlando los puentes, intervenimos y hacemos los estudios. En este caso, el puente original ya cumplió su vida útil, de 50 años. Decidimos para preservar la vida prohibir el paso. Ahí se generó el puente provisorio”, detalló.

“Ahora estamos próximos, de construir el nuevo puente en este mes en curso. ¿Por qué demoramos tanto? Porque llevan meses los cálculos para puentes de grandes dimensiones como este, proyectados para los próximos 100 años. Tenemos que tomarnos unos meses para calcular la estructura, diseñar, generar documentación y conseguir el financiamiento para estos puentes que van a durar 100 años. Hay que hacerlo a conciencia”, sostuvo Macías.

“Es un puente que supera los 500 millones de pesos”, precisó Macías, quien vinculó el transporte de soja en la zona, con la fisura que sufrió el puente original sobre el Pindaití. “Tenemos un alto tránsito de transporte excedido de carga. Existen camiones que producto del mercado de la soja que incrementan exponencialmente el deterioro de nuestras rutas y de nuestros puentes”, sentenció.

Total Page Visits: 72 - Today Page Visits: 1