El Gobierno prepara convocatoria a la oposición para después de las elecciones

GENERAL

Ni el Frente de Todos ni Juntos tendrán quorum propio a partir de diciembre. El riesgo de una parálisis institucional activó en el Gobierno nacional la necesidad de diseñar una agenda de consenso para el Congreso hasta 2023. El puente Massa-Larreta y el giro en la campaña peronista.

Diálogo, alivios fiscales y gestión con cercanía como principal bandera de campaña. La agenda de Sergio Massa gana terreno en el Frente de Todos, en especial de cara al 2023 y ante la sensación de que el resultado ya está consumado luego de la derrota en la PASO. El titular de la Cámara de Diputados dialogó con Alberto Fernández sobre la necesidad de convocar a un acuerdo con la oposición a partir de diciembre. El riesgo de parálisis institucional, en un Congreso donde ni oficialismo ni oposición tendrán quorum propio ni en el Senado ni en Diputados, obliga a diseñar una agenda de consenso y Massa aparece como un interlocutor clave con llegada directa, y trato personal, con Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli.

Massa aportó además al consultor catalán Antoni Gutiérrez Rubí. Predica el “sí” como cultura política más que como slogan de campaña. Le bajó el tono al Presidente, reubicó en el centro la agenda gestión y giró el ángulo confrontativo que sostenía el discurso oficial del Frente de Todos. Casi una adaptación perfecta a la máxima que predica Larreta en la intimidad: “El que gana el centro gana la elección”. Este fin de semana, la salida de Paula Español de la Secretaría de Comercio Interior fue otro síntoma de ese cambio de época en el Frente de Todos. La funcionaria que ahora reportará a Eduardo “Wado” de Pedro en Interior estaba enfrentada con Julián Domínguez por la liberación de cupos para la exportación de carne. El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, que además es vicepresidente de la Escuela de Gobierno del Frente Renovador, llegó con el libreto de Massa: tender puentes y facilitar a través de la gestión políticas para el desarrollo del sector. La ley de agroindustria presentada la semana pasada en la Rosada es una muestra.

Etiquetado

El tratamiento de la ley de etiquetado frontal exhibió la parálisis a la que podría quedar sometida el Congreso a partir del recambio legislativo del próximo 10 de diciembre cuando asuman los diputados y senadores que resultarán electos el 14 de noviembre. Mientras en Juntos exigían incluir en el plan de labor leyes como la emergencia alimentaria y la boleta única, en el Frente de Todos priorizaban el tratamiento de la ley de etiquetado. Esta semana Massa abrirá una nueva instancia de diálogo con la oposición para consensuar el temario que podría tener la novedad de la comparecencia de Martín Guzmán ante la comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados.

Esta semana se activará el tratamiento de proyecto de ley que impulsa Massa para convertir planes sociales en empleo genuino. La iniciativa será girada a las comisiones de Presupuesto y Hacienda, y Legislación General para acelerar su trámite. Ayer, en una entrevista con el programa El Fin de la Metáfora por Radio 10, el ex intendente de Tigre exploró un primer marco teórico para un acuerdo con la oposición a partir de diciembre. El jefe de Diputados aseguró que “hay temas” que se debe “aprender a sacarlos de la discusión electoral y trabajarlos de manera conjunta”, luego de que la última semana la oposición de Juntos por el Cambio no diera quórum para una sesión especial impulsada por el Frente de Todos donde se iba a tratar el etiquetado frontal de alimentos, entre otras iniciativas.

“Hay temas que tenemos que aprender a sacarlos de la discusión electoral y trabajarlos de manera conjunta sin que eso implique ceder en las ideas que uno representa”, afirmó Massa sobre la negativa de JxC a dar quórum. “A veces los procesos electorales hacen que se tomen posiciones que tienen más que ver con mostrarle a la sociedad que no hay entendimiento y no con las cuestiones de fondo”, analizó Massa en la entrevista.

Optimismo

Sobre el resultado electoral de las primarias, dijo que “hay un aprendizaje por parte del Gobierno a partir del mensaje de la urna”. “El mensaje de la urna nos tiene que servir para tomar nota, corregir errores y avanzar”, dijo el presidente de Diputados.

Por otro lado, Massa se mostró optimista sobre el acuerdo que busca la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI), indicó que el país quiere un arreglo que “permita pagar creciendo” y pidió “mecanismos distintos” para las naciones que tienen “acreencias desde el punto de vista ambiental y deudas desde el punto de vista financiero”.

“Soy absolutamente respetuoso del trabajo que lleva adelante el equipo económico”, dijo sobre las negociaciones en marcha con el FMI. Y añadió que “la posición de la Argentina es clara: queremos un acuerdo que la Argentina pueda cumplir, que nos permita pagar creciendo”.

También defendió el proyecto “un puente al empleo” que apunta a convertir a los planes sociales en “trabajo genuino” y destacó que el Gobierno tiene como objetivo “salir de la emergencia”. “La cabeza del Gobierno tiene que estar en crecer y generar empleo”, enfatizó el referente del Frente de Todos. “La Argentina en el 2002 tenía más de un millón de planes Jefes y Jefas, en el 2015 llegó a 150 mil y, en el 2019, superó los 700 mil planes sociales. Hoy tenemos el desafío de construir un puente de los planes sociales al empleo genuino”, dijo sobre el proyecto que el Poder Ejecutivo ingresó en la Cámara de Diputados

Según precisó, se trata de “una herramienta que permite a las pymes, a las provincias, a los municipios, y a los actores de la economía popular tomar el plan como parte del salario y que el trabajador tenga el acceso a la obra social, al aporte jubilatorio y a su seguro”.

Según indica el proyecto, el programa “Un puente al empleo” tiene como objetivo principal “transformar, de manera gradual y con un criterio federal, a los planes, programas sociales y prestaciones de la seguridad social en trabajo formal de calidad”.

La iniciativa estipula que durante un período de 12 meses, el trabajador o la trabajadora mantenga el plan social como complemento del salario en su nuevo puesto de trabajo.

En virtud del programa, el trabajador o la trabajadora accederá obra social y ART, y como contraprestación deberá capacitarse y completar cursos de formación.

Total Page Visits: 20 - Today Page Visits: 1