“Bajar al territorio y militar”: el Gobierno cerca el conurbano y busca que los ausentes de las PASO voten en noviembre

GENERAL

El jefe de Gabinete Juan Manzur participa activamente de la campaña y digita los próximos pasos junto con Insaurralde y los ministros Zabaleta y Katopodis.

En el encuentro que mantuvo la semana pasada con su par de la provincia de Buenos Aires Martin Insaurralde, el jefe de Gabinete Juan Manzur insistió en la necesidad de que el Frente de Todos recupere “territorialidad” en el conurbano tras la derrota en las PASO 2021. “Hay que bajar y militar”, repiten cerca del funcionario que llegó al cargo en reemplazo de Santiago Cafiero, actual ministro de Relaciones Exteriores.

la estrategia del Gobierno se basa en estirar su ventaja respecto a Juntos por el Cambio en la tercera sección electoral y mejorar su performance en la primera, en donde la oposición se alzó con una victoria. Ambos resultan territorios claves con casi 9 millones de electores que podrían inclinar la balanza a favor o en contra del oficialismo.

Convencidos de que las medidas económicas adoptadas de cara a noviembre podrían no llegar a impactar en el día a día a solo semanas de las elecciones, en el despacho del jefe de Gabinete entienden que el Gobierno debe “ganar la calle” y militar en los barrios.

Es que en la Casa Rosada creen, también, que en noviembre la participación en las elecciones será mayor que en septiembre y que ese voto es “peronista”. Se trata de un núcleo de 2 millones de electores que en el Gobierno entienden está decepcionado por la falta de reactivación económica pero que, pese al desencanto por los bolsillos flacos, no se inclinará por Juntos. La idea de las recorridas por los barrios es incentivar para que los que no lo hicieron, emitan su voto en noviembre.

Gabriel Katopodis y Juan Zabaleta, a la caza de los votos para las elecciones

Es este el principal motivo por el que Manzur bajó la orden de salir a militar y recuperar territorio. Para hacerlo, el jefe de Gabinete se apoya en su par bonaerense Insaurralde y en los exintendentes del conurbano que hoy integran el gabinete: Gabriel Katopodis (ministro de Obras Públicas) y Juan Zabaleta (ministro de Desarrollo Social). El objetivo es digitar recorridas en distritos clave como La Matanza, Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, La Matanza, Lanús, Lobos, Lomas de Zamora, entre otros.

De hecho este lunes el ministro Zabaleta visitará la Asociación Puente Verde, en el partido bonaerense de Esteban Echeverría, que se dedica a la inclusión laboral de jóvenes con discapacidad. Más tarde participará de la inauguración del Centro de Producción de Bolsas de Material Reciclado, en Almirante Brown.

Si la Casa Rosada consigue aumentar su caudal de votos en la tercera sección electoral y hacer que Juntos llegue a un techo de 30 puntos en esa zona, las probabilidades de lograr la victoria aumentarían, pero igual quedarían supeditas a lo que ocurra en el resto de la Provincia.

En este sentido, el desafío es recuperar algo de terreno en la primera sección, donde Juntos obtuvo el 37,79% de los votos frente al 33,18% que cosechó el Frente de Todos. Junto con Insaurralde, Manzur coincidió en que para lograr retener votantes y mejorar el caudal de sufragios, se debe mejorar la capacidad de compra de los habitantes del conurbano, generar empleo y analizar medidas para reactivar la producción.

No fue casualidad que Alberto Fernández haya relanzado la campaña desde el municipio de José C. Paz que junto a otras grandes jurisdicciones como Escobar, Campana, Hurlingham y Malvinas Argentinas componen la primera sección electoral. En ese mismo acto el Presidente defendió las medidas de flexibilización: “Ahora nos acusan de libertinos los mismos que nos acusaban de encerradores”.

El objetivo del Frente de Todos: recuperar 2 millones de votos perdidos

En el Frente de Todos persiste una teoría respecto a los motivos por los que el kirchnerismo no logró imponerse en las urnas: creen que se debe a las personas que no emitieron su voto. Al máximo nivel del poder, se hicieron cuentas y en la provincia de Buenos Aires entienden que se deben recuperar parte de los 2 millones de votos que el espacio perdió respecto a las PASO de 2019. El Frente de Todos cosechó este año 2.789.022 de apoyos, lejos de los más de 5 millones que había obtenido dos años atrás.

La empresa asoma compleja, principalmente porque los referentes del espacio entienden que es muy poco el tiempo con el que cuenta el Gobierno para hacer que se noten las medidas económicas impuestas por la Casa Rosada, como el aumento del salario mínimo.

Juntos preparar un operativo para aumentar la fiscalización en la provincia de Buenos Aires

La mayor presencia del oficialismo en el conurbano encendió las alarmas en la oposición, que trabaja en un mega operativo de fiscalización para evitar cualquier tipo de irregularidad que afecte el recuento de votos. Este dispositivo pondrá el ojo en regiones clave del conurbano como la tercera sección electoral, donde se encuentran bastiones K como La Matanza. En el espacio que lidera Horacio Rodríguez Larreta tienen en claro que en esos distritos el objetivo no es ganar sino evitar que el oficialismo estire la ventaja.

“En La Matanza y otros distritos de la tercera no se puede ganar, pero la idea es que ellos no superen el 50% en ninguno”, repiten en Uspallata. En rigor en el municipio de Fernando Espinoza el Frente de Todos cosechó alrededor del 44% de los votos mientras que Juntos sumó 25 puntos. Así y todo: en La Matanza el kirchnerismo perdió 200 mil votos respecto de la elección anterior.

Total Page Visits: 36 - Today Page Visits: 1