Larroque afirmó que estuvieron «a punto de una crisis política» en Nación pero que lograron «resolverla»

GENERAL

En la previa a la jura de los nuevos funcionarios bonaerenses, el ministro de Desarrollo a la Comunidad bonaerense destacó la llegada de intendentes a la gestión bonaerense. “La llegada de los intendentes busca ampliar un gabinete”, afirmó.

El ministro de Desarrollo a la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, celebró que se haya logrado apagar la crisis del oficialismo y la influencia de los intendentes en la gestión provincial.

“Es una búsqueda de ampliar. Si bien trabajamos coordinadamente con los compañeros intendentes, va a ser otra cosa dentro desde el gabinete. Son cosas que se dan cuando nos encontramos con mensajes de la sociedad que obligan a que tomemos decisiones que nos obliguen a rectificar lo que estaba mal hecho y corregir lo que había que mejorar”, sostuvo Larroque tras la jura de los nuevos ministros.

Hoy juraron los intendentes Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) como jefe de Gabinete y ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, respectivamente.

Los cambios en Provincia son la replica de lo sucedido con el Gobierno nacional, tras el enfrentamiento entre el presidente Alberto Fernández y la vice, Cristina Fernández, como consecuencia de la derrota electoral en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).

“Nosotros tomamos el gobierno en una emergencia económica y social, después vino la sanitaria y la semana pasada estuvimos a punto de que se desatara una política. Creo que primó la cordura y se pudieron encaminar las cosas”, señaló Larroque, en referencia a los cambios en el orden nacional.

Mientras que en el Gobierno nacional buscaron una impronta más federal y pejotista, en el gobierno de Axel Kicillof apelaron a los líderes territoriales del conurbano. 

Consultado sobre la posibilidad de revertir el resultado electoral, el dirigente de La Cámpora afirmó que “lo importante es poder resolver los problemas de la gente” ya que “hay una sociedad muy golpeada”. 

“Quizás no logramos calibrar el dolor que pasó el conjunto de nuestra sociedad, evitamos un colapso sanitario y social, pero no alcanzó para el resultado electoral. Son dos cuestiones paralelas, resolver los problemas de la gente y después, en lo político, tratar de revertir el resultado”, opinó.

Según afirmó, habla “permanentemente” y coordina con su par de Nación, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, y analizó que este es “un momento muy difícil y complejo, la agenda no hay respiro y hay que llevar a adelante muchas transformaciones, pero en el marco de una coyuntura muy compleja”

“Creo que hay cuestiones urgentes y de mediano plazo, en este caso, poder estabilizar una política social de carácter más duradero en la Argentina, que es un desafío que tenemos, después de los años de reflujo y de lo que implica la pandemia. En lo urgente, poder contener las necesidades del conjunto de nuestro pueblo a la espera de la reactivación y generación de empleo”, cerró.

Total Page Visits: 33 - Today Page Visits: 2