Santa Cruz se presentó este miércoles en el Juzgado donde se definirá su futuro

POLICIALES

La mujer debe comparecer para resolver el último habeas corpus de su defensa. Puede quedar detenida en el lugar.

Rocío Fiorella Santa Cruz (35), la abogada y ex Miss Argentina condenada a tres años de prisión
efectiva por el siniestro vial que le costó la vida al inspector de tránsito Ramón “Topo” Cabrera en enero de 2016, fue citada a comparecer ante el Juzgado de Instrucción Dos de Posadas, para ser oída en el marco del último habeas corpus (HC) presentado por su defensa y donde también se resolverá el pedido de detención que pesa en su contra para cumplir con la pena impuesta.

A fines de la semana pasada el Superior Tribunal de Justicia (STJ) decidió denegar el recurso extraordinario federal que la defensa de la mujer había interpuesto y, por consiguiente, confirmó la sentencia de tres años de prisión por homicidio culposo que el magistrado Juan Manuel Monte había dictado tras realizar una revisión del fallo emitido anteriormente por el juez César Raúl Jiménez.

Luego de esta resolución del STJ, la fiscal del fuero Correccional y de Menores, María Laura Álvarez, solicitó la inmediata detención de Santa Cruz para que la pena de prisión finalmente se haga efectiva, pero la defensa de la mujer presentó un nuevo habeas corpus argumentando que se encuentran gestionando un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) y consideran que la situación debería conseguir un efecto suspensivo en el fallo dictado contra la abogada.

En este contexto, el juez Monte programó para hoy una audiencia para resolver tanto el habeas corpus como el pedido de detención de la fiscal Álvarez. Ambos trámites son independientes, pero pueden tener efectos uno sobre otro.

Según explicaron fuentes consultadas, el panorama presenta ahora un abanico de opciones: si se da lugar al HC se aplicaría el efecto suspensivo que pretende la defensa y Santa Cruz podría seguir en libertad; en tanto que si se rechaza el recurso se pasaría a analizar el pedido de detención y existe la posibilidad de que la mujer sea esposada dentro del mismo juzgado y que desde allí mismo sea conducida hacia el lugar donde deberá comenzar a cumplir con su condena.

También cabe la posibilidad de que Santa Cruz no comparezca ante el juzgado. Ante este eventual cuadro de situación, puertas adentro del juzgado los trámites se resolverán igual y si la decisión judicial es desfavorable a los intereses de la mujer puede que la misma sea buscada a su domicilio por la fuerza pública para quedar detenida.

En agosto del año pasado Santa Cruz fue condenada en un segundo juicio a tres años de prisión de cumplimiento efectivo.

El juez Monte recibió la causa luego de que el juez Jiménez, quien la había condenado a cuatro años de cárcel a fines de 2018, decidiera inhibirse.

El nuevo fallo dio cumplimiento a un dictamen del STJ que había confirmado la culpabilidad de la acusada pero ordenó que se dictara una nueva sentencia teniendo en cuenta la velocidad en que circulaba la mujer esa madrugada, puesto que a criterio del Alto Cuerpo no se pudo probar que haya cometido exceso al mando de su Peugeot 408 al momento de atropellar a Cabrera, quien iba en motocicleta por la avenida Quaranta e intersección con la avenida 115.

Total Page Visits: 2 - Today Page Visits: 2